6. Resultados y garantías de un test rápido para COVID-19

Jun 22, 2020 | COVID-19, Podcast

Versión Podcast. ¿Quieres escucharlo?

Podcast-Cap 6: Resultados y garantías de un test rápido para COVID-19 (5:05)

por José Antonio López Moreno | pbglab-UCM

¿Qué resultados puedo esperar de un test rápido para COVID-19?

Podemos conocer si en algún momento hemos estado infectados por el virus al ver si hemos desarrollado anticuerpos contra el virus

Un test rápido para COVID-19 te va a informar si has estado infectado o no por el virus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad COVID-19, y has desarrollado anticuerpos contra ese virus. En la mayor parte de los test rápidos, como los test Mideloy, se evalúan dos tipos de anticuerpos: las inmunoglobulinas de tipo M (llamados IgM) y las inmunoglobulinas de tipo G (llamados IgG) (ver link: qué son los anticuerpos). Los anticuerpos IgM son los producidos en los primeros días de la infección del virus y suelen aparecer de manera general entre los cinco y doce días después del comienzo de los síntomas COVID-19. Lo importante de los anticuerpos de tipo IgM es que te informan de que estás en una fase reciente de la infección y que podría todavía ser contagioso. Los anticuerpos de tipo IgG aparecen de manera general a los quince días después de la aparición de los primeros síntomas COVID-19. En general, mientras más tiempo ha pasado desde la aparición de los síntomas COVID-19 y la realización del test rápido, será más probable que solamente aparezcan los anticuerpos de tipo IgG. Si en el test rápido encontramos que somos positivos para el anticuerpo IgG y negativos para el anticuerpo IgM, entonces asumimos que la infección ha sido superada. Si encontramos que damos positivo para anticuerpos de tipo IgM y negativo para IgG esto nos estaría indicando que estamos o hemos pasado una reciente infección del virus SARS-COV-2, responsable del COVID-19, y que podíamos ser contagiosos. En este caso se recomienda la realización de una prueba PCR para determinar si todavía el virus está presente en nuestro cuerpo. Si aparecen marcadas las dos líneas correspondientes a los anticuerpos de tipo IgM e IgG esto nos indicaría que aproximadamente el paciente ha pasado o está pasando una infección por SARS-COV-2 que empezó catorce días atrás. Sin embargo, todavía podía ser contagioso y se recomienda repetir el test rápido en la siguiente semana si es asintomático, y si tiene síntomas, entonces confirmar con PCR si todavía tiene virus en su cuerpo y podría ser contagioso. Si el resultado del test rápido es negativo, es decir, que solamente aparece la línea control entonces descartamos que hemos generado anticuerpos y nos dice que no hemos estado infectados por el virus SARS-CoV-2 y que no estamos protegidos contra él.

IgM: nos dice de una infección reciente.

IgG: nos dice de una infección pasad hace más tiempo y si estoy protegido contra el virus.

¿Cuál es la mejor garantía para un test rápido de COVID-19?

Un test barato y que no cumpla con la normativa lo único que puede crear es confusión. Es tirar el dinero.

Tres factores que determinan que un test cumple la normativa y tiene garantías

Cuando compres un test rápido para detectar anticuerpos COVID-19 tienes que tener en cuenta los siguientes factores. Primero, que el test posea un marcado CE, que significa de “Conformidad Europea”. Este marcado CE tiene que ser para diagnóstico in vitro que es considerado un producto sanitario (directiva 98/79/CE del parlamento europeo y del consejo de 27 de octubre de 1998 sobre productos sanitarios para diagnóstico in vitro). Es importante que en este marcado CE se describan los estándares de calidad aplicados (ISOs) y el nombre del representante europeo. Prácticamente la mayoría de los test para COVID-19 son fabricados en China. Los test rápidos que se venden en Estados Unidos tienen que tener el visto bueno de la FDA, que es la versión de nuestra Agencia Española del Medicamento. El segundo criterio a tener en cuenta es que los test rápidos tienen que haber sido validados clínicamente con pacientes. Si no existe un estudio clínico que muestre cómo ha funcionado el test rápido no lo compres. Los estudios clínicos muestran la sensibilidad y especificidad del test. Es decir, que te dicen cuánto de bueno es el test (ver link: “¿Cómo sabemos que un test rápido de COVID-19 es bueno?”). Y el tercer criterio a tener en cuenta para asegurarte de la calidad del test rápido, pide las instrucciones originales ya que al tener la conformidad europea tiene que venir toda una serie de informaciones obligatorias, tales como las reacciones cruzadas (que el test no te de positivo si tienes por ejemplo la gripe aviar, etc.), el modo de uso, la interpretación de los resultados y los límites que tiene el test rápido. En definitiva, un test con garantías tiene que tener un marcado legal de conformidad europea (CE), que haya sido sometido a una evaluación clínica con pacientes y personas sanas y que tenga un correcto etiquetado y prospecto. En el caso de los test rápidos Mideloy se cumplen estos tres criterios de garantía.

Nuestros tests de detección de COVID-19

Disponemos de pruebas rápidas y tests por ELISA para detectar la infección por COVID-19 (Sars-CoV-12).