Los test rápidos COVID-19 ¿detectan los anticuerpos tras la vacuna?

May 11, 2021

La respuesta rápida es: depende del test y el tiempo desde la vacunación. Pero vayamos por partes.

Cuando se habla de test rápidos hay que especificar a qué tipo de test rápido se refiere, ya que básicamente hay dos: test de antígenos y test de anticuerpos.
– Los test de antígenos COVID-19 detectan la presencia del virus SARS-CoV-2 en el organismo en el momento de realizarse la prueba. En sólo 15 minutos se ven los
resultados. Es la prueba rápida recomendada si se tienen síntomas (fiebre, tos, dolor de cabeza…) y se sospecha de la enfermedad. Igual a la técnica de PCR, estos test detectan enfermedad activa. Se realiza en muestras tomadas en la nariz o garganta con un bastoncillo.
– Los test de anticuerpos evalúan la respuesta de nuestro sistema inmunitario frente al virus. Generalmente, detectan dos anticuerpos: IgM e IgG que nos indican si se ha pasado la enfermedad muy recientemente (IgM) o hace mas tiempo y ya está resuelta (IgG). Se realizan en muestras de sangre o suero. Algunos, la mayoría, detectan anticuerpos frente la proteína N (nucleocápside) del virus, otros los menos, detectan anticuerpos frente la proteína S (espícula) del virus como los de Mideloy. Cualquiera de ellos se pueden usar para saber si se ha pasado la enfermedad.

Pero, ¿qué pasa con las vacunas? Las vacunas hasta ahora desarrolladas son de varios tipos, las mas utilizadas y aplicadas en España son:
–  Vacuna de Pfizer-BioNTech y vacuna de Moderna utiliza un ARN genéticamente modificados para generar una proteína que por sí sola desencadena una respuesta inmunitaria. La proteína S (espícula) del virus SARS-CoV2. Este ARN se encuentra dentro de una nanopartícula lipídica que permite su entrada en las células sin degradarse. Al no contener virus vivos estas vacunas NO tiene capacidad replicativa y no puede reproducir enfermedad. El ARN se suele degradar en unas 48 horas.
– Vacuna de Astra-Zeneca/Oxford y vacuna de Janssen utilizan un virus genéticamente modificado que no causa la enfermedad (adenovirus), pero da lugar a proteínas coronavíricas que inducen una respuesta inmunitaria. La proteína S del virus. En ambos casos, El adenovirus utilizado NO tiene capacidad replicativa por lo que la vacuna no puede producir enfermedad.

Como las vacunas contra la COVID-19 generan una respuesta inmunitaria frente a la proteína S sólo los test de anticuerpos frente a esta proteína como los de Mideloy servirán para saber si una persona ha generado anticuerpos por la vacuna o no.
La segunda variable a tener en cuenta es el tiempo que se tarda en general anticuerpos frente a la COVID-19. Se considera que transcurridas 2 semanas el grado de protección de la vacuna aumenta gradualmente. En nuestra experiencia, y tras realizar un estudio de seroprevalencia en mas de 400 personas, trascurridos 14 días de la vacunación los test de Mideloy son capaces de detectar los anticuerpos generados por las vacunas hasta ahora utilizadas.

Referencias: Organización mundial de la salud. Ministerio de Sanidad, gobierno de España. Estudio de Seroprevalencia de anticuerpos COVID-19 en Arganda del Rey

Como las vacunas contra la COVID-19 generan una respuesta inmunitaria frente a la proteína S sólo los test de anticuerpos frente a esta proteína como los de Mideloy servirán para saber si una persona ha generado anticuerpos por la vacuna o no.

Nuestros tests de detección de COVID-19

Disponemos de pruebas rápidas y tests por ELISA para detectar la infección por COVID-19 (Sars-CoV-12).