Dentistas, aerosoles y COVID-19

Ago 26, 2020 | COVID-19

Dentistas, aerosoles y COVID-19

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos han señalado como de alto riesgo de contagio los aerosoles y gotitas generadas durante las intervenciones dentales. Esto se basa en la presunta equivalencia de estos aerosoles con los que pueden ocurrir durante otras intervenciones médicas. Específicamente, en el entorno dental, el riesgo de transmisión podría estar relacionado principalmente con el tratamiento de pacientes asintomáticos o mínimamente sintomáticos.

Durante las intervenciones dentales se generan aerosoles y pequeñas gotas como resultado de la irrigación con agua para enfriar la zona dental o quirúrgica. Aunque no hay evidencia de que los aerosoles generados por el cuidado dental conduzcan a la transmisión del síndrome respiratorio agudo severo por coronavirus 2 (SARS-CoV-2), se han recomendado pautas debido a la urgencia durante esta pandemia. Por lo general, cuanto mayor es una amenaza inminente para la salud pública, más bajos son los estándares de evidencia para la orientación temprana. En consecuencia, es necesario hacer diferentes consideraciones para el desarrollo de las futuras directrices o pautas para el control de posibles infecciones por SARS-CoV-2 durante las intervenciones dentales.

En primer lugar, ¿son los aerosoles dentales equivalentes a los inducidos durante las cirugías traqueales y nasofaríngeas? El aerosol de origen dental se debe a la pulverización de agua o aire, que diluiría sustancialmente cualquier posible presencia viral. Esto contrasta con la anestesia y la cirugía de las vías respiratorias superiores, en los que no se utiliza agua mientras se produce la manipulación de las vías respiratorias. Además, el tratamiento dental incluye el uso de sistemas de evacuación de gran volumen que reduce el aerosol. La carga viral podría reducirse aún más si se coloca un dique de goma dental que aísle la dentición.

En segundo lugar, ¿contienen los aerosoles, específicamente los aerosoles dentales, virus potencialmente infecciosos? Hasta la fecha, las pruebas se han centrado en la PCR, e incluso, en caso positivo, se requiere un cultivo viral para confirmar el potencial de infección, como se muestra en las investigaciones centradas en otras partes del cuerpo.

En tercer lugar, ¿qué evidencia existe de propagación de enfermedades infecciosas respiratorias en el tratamiento dental con las precauciones estándares vigentes? Antes de la pandemia de COVID-19, los profesionales de servicios dentales usaban mascarillas, guantes y gafas protectoras en la atención rutinaria, particularmente en los procedimientos con producción de aerosoles dentales. Las guías de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades sugieren que el SARS-CoV-2 se transmite de persona a persona y que la propagación a través del contacto con superficies no es la principal forma de transmisión del virus.

Por último, ¿los profesionales de la salud dental tienen un mayor riesgo de infección por SARS-CoV-2? Los datos se recopilarán con el tiempo, lo que permitirá comparar la incidencia de infecciones entre los profesionales de servicios dentales con la incidencia de infecciones en otros colectivos o en la propia comunidad. Hasta la fecha, no se ha informado de grupos de enfermedades de transmisión respiratoria, incluido el COVID-19, en profesionales dentales o pacientes del entorno dental.

Fuente: Lancet Infection Diseases Published Online August 10, 2020. https://doi.org/10.1016/S1473-3099(20)30636-8

Aunque no hay evidencia de que los aerosoles generados por el cuidado dental conduzcan a la transmisión del síndrome respiratorio agudo severo por coronavirus 2 (SARS-CoV-2), se han recomendado pautas debido a la urgencia durante esta pandemia.

Nuestros tests de detección de COVID-19

Disponemos de pruebas rápidas y tests por ELISA para detectar la infección por COVID-19 (Sars-CoV-12).