7. Cómo de bueno es nuestro test rápido para COVID-19

Jun 24, 2020 | COVID-19, Podcast

Versión Podcast. ¿Quieres escucharlo?

Podcast-Cap 7: Cómo de bueno es nuestro test rápido para COVID-19 (4:46)

por José Antonio López Moreno | pbglab-UCM

¿Cómo sabemos que un test rápido de COVID-19 es bueno?

Sensibilidad, Especificidad y Límites de detección explicados

Hay tres parámetros que tienes que conocer para decidir sobre la calidad de un test rápido. El primero de ellos es la sensibilidad. ¿Qué quiere decir que un test rápido es sensible? Quiere decir que si tienes una población de 1.000 personas y entre ellos hay 500 pacientes que han sido infectados con COVID-19 y haces los 1.000 test rápidos a toda la población, entonces tienes que ser capaz de haber detectado esos 500 pacientes. En este caso sería una sensibilidad del 100%. Se han detectado los 500 pacientes sin escaparse alguno. Esto es muy difícil de lograr y en la realidad es muy poco probable de conseguir, pero hay que buscar que el test rápido tenga la sensibilidad más alta posible. En general, se aprueba como bueno que al menos tenga el test rápido una sensibilidad del 80%. En el caso de nuestro ejemplo anterior de 500 pacientes con COVID-19 quiere decir que se detectarían 400 pacientes y 100 pacientes se “nos escaparían” sin detectar. Esto es lo que se llaman los falsos negativos. Personas que están infectadas pero que el test rápido no ha sido capaz de detectar. Los test Mideloy tienen una de las sensibilidades más altas de los test que hay en el mercado, mayor de un 90%. El segundo parámetro qué nos dice lo bueno que es un test rápido COVID-19 es la especificidad. Cuando se dice que un test es específico, hace referencia a que si evaluamos a una persona sana con un test rápido COVID-19 nos tiene que dar un resultado negativo en el test rápido. Por lo tanto, si tenemos una muestra de 500 individuos sanos, y tenemos una especificidad del 100%, esto quiere decir, que todos nuestros test rápidos para COVID-19 han salido negativos. Una especificidad del 90% querría decir, si consideramos esta muestra de 500 individuos sanos, que el test rápido ha marcado erróneamente como infectados por el virus a 50 individuos. Serían los llamados falsos positivos. Personas que han dado positivo por el virus cuando en realidad no han estado infectados. Al igual que ocurre con la sensibilidad, hay que buscar los test rápidos COVID-19 que tengan la mayor especificidad posible. Los test Mideloy tienen una especificidad del 99%. En los test rápidos de COVID-19 es más frecuente obtener mejores niveles de especificidad que de sensibilidad. Es decir, que parece más fácil detectar las personas que no han sido infectadas por el virus, que las personas que fueron infectadas. Por ello, es necesario que ante cualquier sospecha, por ejemplo, de que se tuvo algún síntoma que era compatible con la enfermedad COVID-19 se repita otro test rápido a la semana o quince días. El tercer y último parámetro de calidad es el denominado límite de detección. Esto hace referencia a los umbrales de detección, es decir, a cuánta concentración de anticuerpos es necesaria para que el test rápido lo detecte. Por ejemplo, ¿es necesario mucha cantidad de anticuerpos o con unos poquitos el test rápido es capaz de detectarlo? Si es necesario que haya mucha cantidad de anticuerpos en la muestra de sangre para que el test rápido de un resultado positivo entonces es un test con un límite de detección alto. El caso contrario es cuando el test rápido es capaz de detectar una concentración muy, muy baja de anticuerpos. En este caso estamos ante un test rápido con un límite de detección muy bajo, que con poca cantidad de anticuerpos en la muestra que se ha puesto en el test rápido se consigue detectar a un paciente que ha estado infectado por el virus. Este límite de detección se puede medir gracias a las técnicas de ELISA cuantitativas que te dicen la cantidad de anticuerpos que se encuentran en la sangre de un paciente o individuo sano. Gracias a esta cuantificación podemos determinar los límites de detección de los test rápidos Mideloy. El test rápido nos va a decir SI o NO hemos estado infectado por el virus, y no cuánta cantidad de anticuerpos hemos generado. Por lo tanto, tenemos que estar seguros de que el test rápido de COVID-19 tenga un límite de detección bajo para que pueda confirmar pacientes que tienen pequeñas cantidades de anticuerpos contra el virus, si no de otro modo serían falsos negativos.

La calidad de un test para detectar COVID-19 se basa en tres parámetros: Sensibilidad, Especificidad y Límites de detección.

Nuestros tests de detección de COVID-19

Disponemos de pruebas rápidas y tests por ELISA para detectar la infección por COVID-19 (Sars-CoV-12).