¿Marihuana para niños con trastornos del desarrollo y del comportamiento?

El interés por el uso terapéutico de la marihuana ha ido en aumento en los últimos años. Según una reciente publicación en la revista científica Journal of Developmental & Behavioral Pediatrics, este interés también ha hecho que se proponga su utilización para el tratamiento de niños y adolescentes con problemas del desarrollo y del comportamiento, como pueden ser trastornos del espectro autista y trastornos por déficit de atención e hiperactividad (TDAH).

Marihuana medicinalEste interés se ha dado a pesar de la falta de estudios que muestren beneficios clínicos del cannabis en pacientes jóvenes con estos trastornos, de hecho las evidencias científicas sugieren más la posibilidad de efectos nocivos del uso regular de la marihuana en el cerebro en desarrollo. Scott, Hadland, MD, MPH, John R. Knight, MD, y Sion Kim Harris, médicos del Boston Children’s Hospital afirman que “dada la escasez de datos, el cannabis no se puede recomendar de forma segura para el tratamiento de trastornos del desarrollo o del comportamiento en este momento”.

“Niños que padecen un trastorno autista severo, no pueden comunicarse verbalmente ni relacionarse con el mundo, lo cual es muy perjudicial para sus familias y todos los que les rodean”. Por ello el Dr. Knight, investigador principal asegura que “haría cualquier cosa para ayudar a los niños, pero el uso de la marihuana medicinal podría hipotecar la salud a largo plazo de los hijos a cambio de solucionar los síntomas a corto plazo”.

La revisión que realizan los autores en su artículo se debe a los cambios rápidos en las políticas sobre la marihuana en Estados Unidos, ya que está siendo permitida en algunos estados y legalizada en otros (ver Países en los que la marihuana está legalizada). “Debido a estos cambios políticos, los pacientes y familiares están pidiendo cada vez más poder conocer si el cannabis y sus derivados se pueden utilizar de forma terapéutica para algunos casos, incluyendo trastornos del desarrollo y de la conducta en niños y adolescentes”, afirman el Dr. Knight y sus colaboradores.

“El uso de la marihuana puede generar cambios en el desarrollo neurológico a partir de la adolescencia, lo que se puede convertir en anormalidades cerebrales en la edad adulta”.

En el artículo, se revisan las principales propiedades farmacológicas de los compuestos del cannabis, junto con datos sobre el consumo de marihuana en la población. Los adolescentes, con trastornos del desarrollo y del comportamiento, especialmente TDAH, pueden estar predispuestos desde una edad muy temprana al uso de sustancias. A su vez, un creciente cuerpo de evidencias vincula el uso del cannabis con problemas físicos, neurocognitivos, psiquiátricos y psicosociales irreversibles. Además, con el paso del tiempo, el uso regular de cannabis entre adolescentes se ha relacionado con una disminución persistente del cociente intelectual, así como con un mayor riesgo de adicción, depresión mayor, trastornos de ansiedad y pensamiento psicótico. El cerebro del adolescente puede ser particularmente vulnerable a los efectos nocivos de la marihuana, lo que refleja el papel de los receptores cannabinoides en el desarrollo neurológico normal. El uso de la marihuana puede generar cambios en el desarrollo neurológico a partir de la adolescencia, lo que se puede convertir en anormalidades cerebrales en la edad adulta.

Mientras que el cannabis ha mostrado un posible amplio rango de beneficios clínicos en adultos, “por el momento, hay una falta casi completa de evidencias para su uso en pediatría y en trastornos del desarrollo y del comportamiento”, comentan los autores.

“La escasa investigación que tenemos en el uso en adolescentes es suficientemente alarmante” dice Leonard Rappaport, Jefe de la división de medicina del desarrollo en el Boston Children’s Hospital y expresidente de la Society for Developmental and Behavioral Pediatrics. “Pero en realidad estamos entrando en un territorio completamente nuevo cuando consideramos dar cannabis a niños tanto sin trastornos como con problemas del desarrollo o del comportamiento”.

Sin embargo, una serie de grupos abogan por el uso de la marihuana medicinal para niños con autismo, TDAH y otros trastornos del desarrollo. Estos grupos a menudo citan la evidencia de la investigación en animales, o de un pequeño número de informes clínicos para reclamar los efectos beneficiosos del cannabis, como pueden ser el uso de cannabidiol para formas poco comunes de epilepsia en niños y cuyos efectos eufóricos son limitados en comparación con el THC que sí posee efectos eufóricos y neurotóxicos.

no existen datos científicos sobre la eficacia, la seguridad o tolerabilidad

test cannabisEste movimiento, junto con la mayor disposición de los médicos a prescribir cannabis “puede dar lugar a la expedición de permisos de marihuana medicinal para los trastornos del desarrollo y el comportamiento, para los que no existen datos científicos sobre la eficacia, la seguridad o tolerabilidad”, suscriben los investigadores. Señalan que cuando se realicen estudios con cannabis para estos problemas, tendrán lugar con formulaciones de dosis conocidas, en lugar de con la propia planta de la marihuana, la cual puede variar mucho en cuanto a efectos y potencia. El Dr. Knight agrega que “necesitamos más investigación sobre cannabidiol y el desarrollo de productos con un alto contenido en cannabidiol y poco THC”.

Los autores de esta investigación esperan que su artículo sea capaz de llamar la atención sobre los posibles efectos nocivos de la marihuana en los jóvenes, así como la falta de pruebas sobre sus efectos en sujetos con trastornos del desarrollo o del comportamiento. Llegan a la conclusión de que “a medida que evolucionan las políticas sobre la marihuana, esta se hace más fácilmente disponible, por lo que es importante que los médicos conozcan los efectos para la salud y consecuencias neuropsiquiátricas de su uso regular a largo plazo”.


  • Scott E. Hadland, John R. Knight, Sion K. Harris. Medical Marijuana. Journal of Developmental & Behavioral Pediatrics, 2015; 36 (2): 115 DOI: 10.1097/DBP.0000000000000129
  • Noticia original: Wolters Kluwer Health: Lippincott Williams and Wilkins. (2015, February 5). Medical marijuana for children with developmental and behavioral disorders?. ScienceDaily. Retrieved February 9, 2015 from www.sciencedaily.com/releases/2015/02/150205122733.htm
  • Fotografía: jeremynathan / Fotolia