Los estimulantes reducen el cerebro de las mujeres, pero no el de los hombres

Un nuevo estudio publicado en la revista Radiology ha mostrado los efectos a largo plazo que tienen las drogas estimulantes sobre el cerebro. Estructuras relacionadas con la recompensa, el aprendizaje y el control ejecutivo fueron las que mostraron mayores cambios, incluso después de un largo periodo de abstinencia.

Estimulantes y cerebro

En nuestro blog ya hemos hablado de otras investigaciones científicas que nos hablan de los peligros de las sustancias estimulantes, como pueden ser la cocaína, anfetaminas o metanfetamina. Por ejemplo, en artículos como La cocaína incrementa el riesgo de accidente cerebro vascular durante 24h o en El consumo de cocaína cuadriplica el riesgo de muerte súbita, vimos cómo la cocaína puede hacer aumentar considerablemente el riesgo de muerte.

En este caso, los investigadores analizaron, por medio de Resonancia Magnética, el cerebro de 127 hombres y mujeres. Por un lado se incluyeron a 59 personas (28 mujeres y 31 hombres) que previamente habían sido dependientes de cocaína, anfetaminas o metanfetamina durante una media de 15,7 años. Para el grupo control, se tomaron 68 sujetos sanos no consumidores (28 mujeres y 40 hombres) de edad similar.

Los resultados significativos se dieron sólo en mujeres

Los resultados de la Resonancia Magnética mostraron que, tras una media de 13,5 meses de abstinencia , las mujeres que habían sido previamente dependientes a estimulantes mostraban de forma significativa un menor volumen de materia gris en regiones frontales, límbicas y temporales. Los autores del estudio, investigadores de University of Colorado Denver School of Medicine, afirman que “estas áreas del cerebro son importantes para la toma de decisiones, las emociones, procesos de recompensa y formación de hábitos”.

Lo interesante del estudio es que, en el caso de los hombres no se vieron diferencias significativas entre consumidores y no consumidores. Estas diferencias sólo se dieron en mujeres.

Estimulantes y reducción del volumen cerebral

Consumo de drogas y comportamiento

Además, los investigadores se fijaron en cómo esas diferencias en el volumen de las distintas regiones guardaba relación con el comportamiento de los sujetos. Encontraron que un menor volumen de materia gris correlacionaba con una tendencia a comportamientos que buscaban recompensas y la novedad. También estaban asociadas con una mayor impulsividad y un mayor consumo de drogas. En contraste, los hombres y mujeres sanos no mostraron dicha correlación.

Comparadas con los hombres, las mujeres tienden a comenzar en el consumo de cocaína o anfetaminas en una edad menor, mostrando un acelerado incremento del consumo. Además, informan de una mayor dificultad para dejarlo, así como para seguir un tratamiento.

Conseguir mejores tratamientos

Este descubrimiento podría ser la puerta a nuevos tratamientos más personalizados, que tengan en cuenta el género del sujeto. De acuerdo con los autores, los resultados quizá nos den una pista sobre el proceso biológico que se da durante el abuso de sustancias estimulantes. “Esperamos que nuestros hallazgos consigan ser el comienzo de una mayor investigación acerca de las diferencias de género en las drogodependencias y en la búsqueda de tratamientos más efectivos”.

Test cocaína


Fuentes:

http://www.sciencedaily.com/releases/2015/07/150714082508.htm

http://pubs.rsna.org/doi/10.1148/radiol.2015142541

Michael F. Regner, Manish Dalwani, Dorothy Yamamoto, Robert I. Perry, Joseph T. Sakai, Justin M. Honce, Jody Tanabe. Sex Differences in Gray Matter Changes and Brain-Behavior Relationships in Patients with Stimulant Dependence. Radiology, 2015; 142541 DOI: 10.1148/radiol.2015142541