Las drogas mataron a 187.100 personas en 2013

De acuerdo con la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), durante el año 2013, murieron 187.100 personas por culpa del consumo de drogas.

Coca

Este informe de la ONU estima que 246 millones de personas de entre 15 y 64 años consumieron estupefacientes ilegales, es decir, una de cada 20 personas en edad adulta de todo el mundo han consumido drogas.

Yuri Fedotov, director general de la ONUDD, afirma que “un número inaceptable de consumidores de drogas en todo el mundo siguen perdiendo su vida de forma prematura, con una estimación de 187.000 muertes relacionadas con las drogas en 2013”.

Si hacemos una comparativa por regiones, es en Asia donde se registró un mayor número de fallecimientos (81.100), seguida de América del Norte con 43.300, África con 37.800, Europa 16.900, América Latina y el Caribe 6.000 y Oceanía 2.000 personas. Afirman que el número de muertes total es prácticamente igual que en años anteriores.

El cannabis es la droga más consumida en todo el mundo, siendo consumida por casi 182 millones de personas. Tras él, se encuentran las drogas sintéticas (anfetaminas y metanfetamina), con 52,7 millones de consumidores. Tras ellas, derivados del opio y la cocaína con 48,9  y 17 millones de personas respectivamente.

La ONU calcula que el consumo de drogas aumentó en 3 millones de personas respecto al año anterior, pero también se dió un aumento de la población, por lo que consideran que el consumo ha permanecido estable. Además, el estudio también afirma que el 10% de los consumidores de drogas, tienen serios problemas de dependencia. Es decir, 27 millones de personas son “consumidores problemáticos”, de los cuáles 12,19 millones usan sustancias inyectables y alrededor de 1,65 millones estaban afectados por el virus del sida en 2013.

El opio sigue siendo la droga que genera más problemas de salud y fallecimientos. Parece que este efecto puede deberse a que sean drogas inyectables, con mayor riesgo de infectarse por SIDA y por sufrir una sobredosis. Los consumidores de heroína tienen una mortalidad 15 veces mayor que los no consumidores.

Otro de los detalles que afirma la ONU es que sólo uno de cada seis drogodependientes tienen acceso a programas de tratamiento. Además, uno de cada tres consumidores a nivel mundial son mujeres.

Finalmente, el responsable de la ONUDD afirma que es necesario más esfuerzo para que la sociedad entienda la drogodependencia como una mal similar a “otras enfermedades crónicas como la diabetes o la hipertensión, y que requiere tratamiento y atención sostenida a largo plazo”.


Noticia original: ABC / EFE