El consumo de cocaína cuadriplica el riesgo de muerte súbita

La cocaína aumenta el riesgo de muerteSegún un reciente estudio de investigadores pertenecientes a la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), existe un vínculo entre el consumo de cocaína y el incremento de muerte súbita cardiovascular. Este riesgo se cuadriplica en personas de entre 19 y 49 años. Incluso duplica el riesgo de muerte por problemas cardiovasculares que pueden ser atribuidos al tabaco.

Este es el primer estudio que utiliza muestras de individuos fallecidos. Tomaron muestras de sujetos que habían sufrido muerte súbita  en Bizkaia durante un periodo de siete años, entre Enero de 2003 y Diciembre de 2009. El análisis post-mortem fue realizado por el Servicio de Patología Forense de Bizkaia, perteneciente al Instituto Vasco de Medicina Forense. La investigación ha sido publicada en la revista Addiction, la segunda de mayor impacto en el ámbito de las adicciones.

Los doctores Benito Morentin, Javier Ballesteros, Luis F. Calladoy J. Javier Meana analizaron 437 casos de sujetos fallecidos de forma súbita por causas cardiovasculares y cuya muerte no fue debida a una intoxicación aguda. Dentro del estudio, también incluyeron 126 casos de muertes por diferentes causas.

En todos los casos se realizó un examen post-mortem en el que se incluyó un estudio toxicológico e histopatológico, además de una revisión de sus datos clínicos y circunstancias de su fallecimiento. Para detectar el consumo de medicamentos, drogas de abuso y alcohol se utilizó cromatografía de gases y espectometría de líquidos. También se tuvo en cuenta si existía una relación entre problemas de obesidad, hipertensión, diabetes y tabaquismo y el riesgo de sufrir un ataque al corazón.

El análisis de estos datos mostró que el consumo de cocaína multiplicaba el riesgo de muerte por cuatro comparado con los no consumidores. En concreto, el porcentaje de casos entre los fallecidos a causa de la muerte súbita en el que se detectó el consumo de drogas era casi un 10%, mientras que entre las personas que habían muerto por otras causas fue del 2%. Y en comparación con los datos estimados de la población general, la proporción de personas que usaron cocaína recientemente era entre 13 y 58 veces mayor en los casos de muerte súbita que en la población general. Otro factor de riesgo detectado fue el sexo: el riesgo en los hombres era 1,6 veces mayor que en las mujeres.

Por consiguiente, el grupo de investigación considera que los efectos de la cocaína sobre el sistema cardiovascular podrían explicar el aumento en el riesgo de muerte súbita en los consumidores de esta droga. La cocaína aumenta la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la contractilidad del ventrículo izquierdo del corazón, y la demanda de oxígeno del miocardio. También disminuye el flujo sanguíneo coronario, está relacionada con la formación de coágulos, y las arritmias cardíacas, se puede aumentar la irritabilidad ventricular y bajar el umbral de fibrilación, entre otros efectos. En consecuencia, la muerte súbita puede ser considerada como la primera manifestación de una enfermedad cardiovascular silenciosa que no ha sido diagnosticada previamente.