Cómo saber si mi hijo consume drogas

Solemos recibir consultas de padres preocupados por si sus hijos adolescentes consumen drogas. Muchos, tras tener ciertas sospechas y ante la duda de “si mi hijo consume drogas”, acaban comprando un test de drogas para analizar si realmente consumen o abusan de alguna sustancia.

consumo de cannabisLa adolescencia es una época de cambios en la vida de todo individuo y es el momento en el que se suele comenzar con el consumo de alcohol y otras drogas. La curiosidad, la necesidad de sentirse parte de un grupo social o la imitación de conductas de otras personas, suelen ser las principales causas de probar las drogas o realizar conductas que se pueden considerar de riesgo. Es por ello, que esta etapa es clave en la vida de una persona, ya que esos primeros consumos pueden derivar en graves problemas de salud, así como en adicciones. Por ejemplo, la edad media de inicio en el consumo de tabaco se sitúa entre los 15 y los 16 años y, en el caso del alcohol, se sitúa en tan sólo los 13 años.

Pero, ¿cuáles son los signos y señales que pueden ser indicio de que un adolescente consume drogas?

Como es lógico, los diferentes signos y síntomas que aparecen al consumir drogas varían según el tipo de sustancia consumida. Haremos pues un listado general de posibles señales que pueden alertarnos. Hay que recordar, que la presencia de uno o varios de éstos síntomas, no tiene por qué significar que se dé un consumo de drogas, sino que podrían estar debidos a otros factores.

  • Ojos rojos, pupilas demasiado dilatadas o muy pequeñas (puntiformes).
  • Tos persistente.
  • Falta de apetito (ocurre con anfetaminas, metanfetaminas y cocaína).
  • Aumento del apetito (con el consumo de marihuana).
  • Pereza, apatía o somnolencia constante (drogas opiáceas como la heroína, codeína o puede suceder al “ir pasando el efecto” de drogas estimulantes).
  • Hiperactividad (como se ve con los “estimulantes” como la cocaína, metanfetaminas).
  • Peor rendimiento escolar y aumento del ausentismo.
  • Se aleja de la familia y de otras actividades que antes le interesaban.
  • Cambio en los grupos de amigos.
  • Olor o aliento inusual (en drogas inhaladas).
  • Comportamiento reservado.
  • Mentiras o robos.
  • Pronunciación lenta o mala (con sustancias depresoras).
  • Hablar muy rápido o de manera explosiva (estimulantes).
  • Marcha o caminar inestable (ataxia).

Si observa estos signos, es posible que su hijo consuma drogas. Desde Mideloy, le recomendamos que consulte con un especialista, como su médico, el cuál le ayudará a determinar si puede existir o no un abuso de sustancias o, si por el contrario, puede tratarse de un problema médico o psicológico, y cómo actuar ante estas situaciones. En cualquier caso, la prevención y la intervención temprana, puede hacer que el riesgo de una adicción disminuya.

Si tiene más dudas, puede encontrar más información sobre drogas en nuestra sección dedicada a ello. Y recuerde que puede contar con los test de drogas Mideloy.

Fuentes: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001975.htm